Diario de un loco enfermo de cordura

Diario…, nos habla del encuentro, aparentemente simple y anodino de un escritor con un artista.

La obsesión por la locura, las reflexiones sobre la nada en citas de Melville, Camus, Sartre, Mallarmé o Cioran, mientras el narrador-escritor lee a César Vallejo, a Huidobro, a Ezra Pound, así como escucha a Vivaldi o a Serrat, nos traslada de lugares conocidos en un suburbio de la Ciudad de México a la profunda lectura de los poetas malditos o de los nihilistas.

Artemio Acevedo Herrera, “Temo”, es nuestro personaje principal del cual solo conocemos lo poco que el narrador nos dice desde un punto de vista asombrado y lúgubre.

Un espléndido relato lleno de mucha tristeza.

 

Diario... es una de esas obras que duelen y que quedan en la memoria del lector por mucho tiempo.

 

¡Cuiloni! Historia de una lágrima

Sin duda, el lector no quedará indiferente ante esta novela y querrá averiguar y conocer más sobre un episodio de la historia de México que no se han atrevido a contar.

Cuiloni, historia de una lágrima, es una novela histórica ágildonde Basulto nos muestra una nueva visión de uno de los momentos más importantes de nuestra historia.

La narración transcurre a través de un ameno diálogo entre la Malinche y Gerónimo de Aguilar, ambos traductores de Cortés, y está basada en una extensa investigación de textos olvidados de mexicanistas como Don Cecilio A. Robelo y Genaro García y en el análisis de documentos antiguos, como el Códice Ramírez.

 

¿Cómo influyó la pasión que sentía Cortés por Moctezuma en la caída del Imperio Mexicano? 

¿Cuál fue la verdadera razón por la que el imperio mexicano perdió ante los españoles? 
 

 

Cuentos del cuerpo

32 historias relacionadas con 32 partes del cuerpo humano: desde el muslo y la rodilla, las nalgas y los senos, el hígado, el estómago y el riñón, diferentes dedos de la mano, los huesos, la boca, la nariz, los ojos, la piel, el cabello, el cerebro, el corazón, hasta la grasa tiene su cuento.

Cuentos del Cuerpo nos recuerda ideas extrañas y las vuelve entrañables pues contiene historias muy diversas sobre la parte física de nuestra vida, la que parecería más ajena al lenguaje y que, sin embargo, vuelve a él una y otra vez. 

El dolor, la pasión, el hambre y el hartazgo, el miedo y el ensueño, todos los estados físicos del cuerpo representan aquí momentos cruciales de la vida de diversos personajes que, sin duda, se nos parecen.

Los libros que valen la pena siempre tienden un puente entre sus mundos inventados y lo más profundo de nosotros, los lectores. María Elena Sarmiento logra, para nuestro asombro y nuestro placer, que Cuentos del Cuerpo forme parte de esa selecta lista.

 

Los libros que valen la pena siempre tienden un puente entre sus mundos inventados y lo más profundo de nosotros.

 

Contra la autoridad

Cada uno de nosotros tiene una historia propia: sabemos que entre las sillas y el pizarrón, entre las ventanas y la puerta circulan temores, sueños, injusticias, esperanzas, prepotencia, complicidades, violencias y amistades con los que cada niño va construyendo su identidad. 

¿Podría haber sido de otra manera? ¿Eran necesarias esas dosis de frustración para completar la escolaridad? Si no lo eran, si existen otras formas de educar que además de ahorrar sufrimiento a los niños les permiten desarrollar mejor sus capacidades, ¿quiénes son los responsables de que no se pongan en práctica? ¿Quién es responsable de que hoy, en algún aula de sexto año de nuestro país haya un niño que, como Hernán, tiemble cuando el profesor le hace una pregunta? 

La autora se rebela contra diversos estilos de ejercer la autoridad (en el sentido más amplio de la expresión) que aún marcan presencia en nuestras instituciones y exigen ser revisados a la luz de los tiempos que vivimos. Sus textos no solo promueven el análisis racional sino que remiten al lector a su propio pasado escolar: de esa forma la reflexión acerca de vicios e inercias del sistema educativo se vuelve una experiencia vital y conmovedora.

 

¿Qué es lo que realmente sucede en las aulas de nuestro país?

Constelación de sueños

Concebida y gestada en la insomne lucidez de una vigilia pródiga en imágenes, Constelación de sueños atrapa y seduce por la sinceridad de sus personajes pues como un día escribió Marguerite Yourcenar: “No se puede llegar lejos en el conocimiento interior de un personaje sin tenerle simpatía, en el sentido propio del término, y no hay simpatía sin ejercicio de la imaginación. […] 

Un escritor digno de ese nombre pone su sustancia, su temperamento y sus recuerdos al servicio de personajes que no son él”. 

Su creadora sabe, como Píndaro, que el hombre no es más que la sombra furtiva de un sueño y en este conjunto de relatos la tejedora de sueños nos invita a asomarnos a vidas particulares y fascinantes, a viajar por lugares variopintos en un lenguaje animado de complicidad con el lector, a recorrer con ella un camino de vivencias oníricas en el que hombres y mujeres singulares, idealistas y absolutamente humanos, tocan fibras recónditas que vibran al compás de evocaciones y recuerdos adormecidos en las añosas capas del inconsciente…

 

La locura es propia del que sueña. 


¡Despliega tus alas y ponte a volar!

 

Benjamín

Benjamín, un hombre treintañero a punto de casarse. En este momento clave de su vida descubre que no le gusta lo que ve en el futuro. Una vida convencional con todo lo que ello implica. Lo que más le asusta es compartir su espacio y tiempo con su futura familia política. 
 

Durante toda su vida Benjamín ha sido una persona especial, su mundo siempre ha estado lleno de cuidados, doctores y terapeutas; pero carente de amigos, travesuras y vivencias cotidianas que la mayoría de la gente posee. Su único amigo es Eduardo, quien junto con su hermano Alejandro hacen más llevadera su existencia. 
 

Su vida se ve alterada cuando viaja a Guatemala para conocer a la familia de su prometida, una familia muy unida acostumbrada a hacer todo de manera conjunta. El personaje se siente invadido y huye de la situación. Decide no casarse y proteger al máximo la intimidad de su existencia. Conoce a Ambar, la dueña de un pequeño bar y se enamora de ella.

 

Una historia entrañable con un final sorprendente

 

Barbarie

Las fronteras del Imperio, lugares sórdidos, oscuros e infernales, sirven de escenario a Barbarie, novela que nos lleva a través del vía crucis por el que desfilan numerosas víctimas que tienen como característica no ser nadie y a la vez representar a todas las personas NN. 
 

Con una excelente narración y un lenguaje crudo y en ocasiones intensamente gráfico, Erik Martínez nos lleva de la mano de las voces de los victimarios, de los torturadores que hacen su trabajo tan rigurosamente bien que nadie puede acusarlos públicamente de sus actos, a una noche que es también una vida y un instante, pasado y actualidad. 
 

Magdalena, Dimas, Mandel, Yolo, el Nazareno y el César son algunos de los personajes de esta magnífica novela, visual y que involucra de inmediato al lector, a través de los cuales se vierten todos los horrores de estos lugares que representan unas auténticas pesadillas contemporáneas.

 

Nada es peor de lo que podemos imaginar. No hagas un misterio de eso, el dolor es solo dolor. 
                                                J.M. Coetzee