Constelación de sueños

Concebida y gestada en la insomne lucidez de una vigilia pródiga en imágenes, Constelación de sueños atrapa y seduce por la sinceridad de sus personajes pues como un día escribió Marguerite Yourcenar: “No se puede llegar lejos en el conocimiento interior de un personaje sin tenerle simpatía, en el sentido propio del término, y no hay simpatía sin ejercicio de la imaginación. […] 

Un escritor digno de ese nombre pone su sustancia, su temperamento y sus recuerdos al servicio de personajes que no son él”. 

Su creadora sabe, como Píndaro, que el hombre no es más que la sombra furtiva de un sueño y en este conjunto de relatos la tejedora de sueños nos invita a asomarnos a vidas particulares y fascinantes, a viajar por lugares variopintos en un lenguaje animado de complicidad con el lector, a recorrer con ella un camino de vivencias oníricas en el que hombres y mujeres singulares, idealistas y absolutamente humanos, tocan fibras recónditas que vibran al compás de evocaciones y recuerdos adormecidos en las añosas capas del inconsciente…

 

La locura es propia del que sueña. 


¡Despliega tus alas y ponte a volar!