Me llamo Juan

Me llamo Juan

 
Me llamo Juan Vol..png

Según datos del Instituto Nacional Electoral, en México más de 7 millones de personas comparten uno de los siete apellidos más comunes… Pero el dato más revelador es que en el último padrón se registraron 3,095 hombres con el mismo nombre: Juan Hernández Hernández.

Dos personajes llamados así, uno de ellos: el Johnny, un auténtico crápula, vividor, genio de los negocios mal habidos, un mal hombre y Juancho, mejor conocido como Joanna, en sus años de gloria, un travesti venido a menos, enfermo de SIDA y un gran ser humano. El primero debido a su desordenada vida, enferma tanto, que su médico de cabecera le solicita un estudio de VIH; en tanto que Juancho, debido a su mala evolución es incluido en un grupo de pacientes en los que se manejaran nuevos antivirales, y de rutina le piden el mismo estudio. Por azares del destino los dos coinciden en el mismo laboratorio. Los resultados se intercambian: el Johnny se lleva el positivo y Juancho el negativo, coincidiendo esto último con la ingesta previa de un “agua milagrosa” que brota de una pared de su casa, situada en San Bartolomé, un imaginario pueblo perdido entre Michoacán y Jalisco. Consecuencia de esta confusión se desarrolla la trama de esta novela que explora entre otras cosas los cambios repentinos que puede experimentar el hombre al saberse cerca de la muerte o repentinamente curado, la fe y el significado de los auténticos milagros.


Búscalo en librerías y descarga el libro electrónico